Temperaturas invernales propician las temidas otitis y neuritis auditiva

El frío no es un buen aliado de nuestros oídos, cuya salud puede verse afectada y asociada a infecciones virales propias de esta época. La otitis o la neuritis vestibular –patología cuyo síntoma son los vértigos- son dos problemas que pueden derivar de una afección respiratoria como una gripe o resfriado.

Gloria Sanguinetti, fonoaudióloga de Centros Auditivos GAES, hace un llamado para estar alertas y consultar ante el primer síntoma más evidente: El dolor de oídos.  La otitis es una infección del oído medio, pudiendo tratarse de una otitis media aguda que es más frecuente entre los niños o de una otitis media crónica, la que aparece en pacientes que ya la han sufrido.  “El dolor es uno de los síntomas o manifestaciones más comunes de la otitis, pudiendo ser de intensidad aguda lo que hace peligrar la audición del paciente. Es aconsejable consultar al médico para diagnosticar la causa y aplicar el tratamiento adecuado. En los casos de otitis media crónica, si no se trata correctamente, puede acarrear severas consecuencias, como perforación del tímpano o supuración constante” advierte.

Por otra parte, la neuritis vestibular suele ser causada por virus y tiene como principal síntoma los vértigos, pero no causa problemas de audición (hipoacusia). Los vértigos pueden llegar a ser muy molestos, sobre todo por su duración en el tiempo, ya que pueden prolongarse durante varias semanas. Otros síntomas asociados son vómitos, nauseas o sudoración.

Derribando mitos,

¿Se puede curar con remedios caseros?

La experta es clara, no es posible introducir nada en el conducto del oído para mejorar estas molestias. “Algunas personas introducen algodón con aceite en el oído para aliviar el dolor. Un remedio que en ocasiones puede provocar más daño. Aunque es cierto que el aceite tiene la particularidad de ayudar a calmar el dolor por su calor, también puede contaminar más al oído, sobre todo cuando se ha producido una perforación. Lo más aconsejable es aplicar solo calor seco, y si o si consultar con un profesional”.

Cuida los oídos de tu familia este invierno

  • Evita la exposición a ruidos intensos para prevenir problemas auditivos e infecciones.
  • Ten cuidado cuando se presenten catarros, gripes o infecciones, ya que pueden causar pérdida auditiva.
  • La higiene de los oídos en los más pequeños solo debe realizarse luego del baño, en la parte de la oreja o pabellón auricular con toalla. Por ningún motivo hay que introducir cotonitos, está contraindicado ya que su tamaño es excesivo para el oído y pueden generar un daño severo.
  • Para evitar la temida otitis lo más eficaz es evitar la entrada de aire frío a la nariz y la boca, ya que son los conductos de entrada más habituales de los gérmenes.
  • No expongas a los niños a lugares muy concurridos donde puede haber proliferación de gérmenes como centros comerciales y servicios de urgencia.
  • También hay que evitar que los niños manipulen sus oídos y menos que ellos se introduzcan objetos. La lesión de la piel del conducto auditivo puede favorecer la aparición de infecciones localizadas, además de una lesión de la membrana timpánica que genera dolor intenso e hipoacusia.
  • Respecto a qué tan eficientes son las orejeras y gorros que se venden para evitar cambios de temperatura, la experta afirma categórica que sirven para cuidar la piel que necesita ser protegida del frío, pero no para evitar una otitis.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s